UN DOMINGO CUALQUIERA

jueves, 29 de abril de 2010

Hoy estuve allí.
El tercer domingo de cada mes, la Asociación de Reiki de Lugo tiene una jornada de puertas abiertas, ese día vienen personas ajenas a esta energía, pero que la quieren probar o conocer ... y por ello, esos domingos se han convertido en semillero de nuevos hermanos que vivan el Reiki.


En la Asociación hay gente muy peculiar, como Emilia por ejemplo, que tiene una casa totalmente desprovista de puertas, o Arcadio que pone a disposición de cualquier persona que se lo pida, su local maravillosamente preparado para las sesiones de Reiki, acondicionado con camilla, música, velas, incienso... no falta nada y todo lo brinda, solo tienes que llegar allí con la persona a quien se lo quieres impartir; podría hablaros de Gerardo, cuyos ojos oscuros y profundos siempre me llevan al interior de la tierra, a yacimientos primigenios de algo así como el carbón, perfecto, anormalmente brillante y como siempre tiznante, pues cada vez que Gerardo te mira o te miras en él, sales totalmente impregnado de cuanto habita en su corazón, extraña persona pues él solo es una auténtica ONG, su entrega no conoce el descanso, ni límites, abarca todos los ámbitos donde un humano pueda ayudar... y podría seguir pues hay un montón de gente muy dispuesta y generosa, todos hermanados a través del Reiki.


Estos domingos nos repartimos en dos grupos, uno queda en el local de la Asociación haciendo Reiki de forma gratuita y desinteresada y dando información sobre la técnica, las iniciaciones y sobre todo lo que haga falta en relación a la energía universal.


El otro grupo se va al Centro de Discapacitados de S. Vicente de Paúl, una organización llevada por monjas.


Las personas allí residentes bueno, ya os podéis imaginar, tienen severas deficiencias sobretodo psíquicas, muchas minusvalías que los incapacitan para hacer la vida que nosotros llamamos normal, porque es la única que conocemos... pero hay otras maneras de vivir, y la de ellos es diferente, tienen que convivir con ellos mismos a través de los barrotes que la cárcel de su mente y de su cuerpo les permita. Y creedme que es mucha esa limitación. Pero así como es de grande para el cuerpo y la mente, no lo es para el alma, alma de niño que no creció, en la mayoría de las veces y que por lo tanto conserva impoluta esas cualidades del niño que siempre nos enternecen y hacen que el alma se estremezca.


Allí los abrazos, los besos y las caricias son continuas... en la misa ponen toda su alma en el canto, y con sus voces rotas y discordantes enlazan una hermosa sinfonía que solo se puede escuchar a través de los oídos del alma. Y podéis creerme también cuando os digo que todos los que por allí pasamos terminamos con la cara bañada en lágrimas y riendo de alegría contagiados por la que ellos desbordan desde que nos ven aparecer por la puerta.


Y no solo se benefician las personas que están allí ingresadas, también las monjas y cuidadoras se alegran de esa ruptura del ritmo cotidiano donde el dolor y la limitación son las constantes compañeras. Ardua labor la que desempeñan estas mujeres 24 horas al día durante 7 días a la semana... y así podría seguir... os dais cuenta de lo que es estar allí 365 días al año? A nosotros que nos resulta tan fácil quejarnos por nuestros agobios, nuestras pequeñas limitaciones de tiempo, de espacio... nuestras pequeñas limitaciones de todos los días.


Hacer los grupos nos lleva un poco de tiempo, pues son muchos los que se decantan por ir al Centro de Discapacitados, y hay que repartirse.


La actividad de la Asociación en este Centro comienza por llevar la música y las voces a la misa que hay como inicio, y no veáis que alegría se respira allí, siempre son celebraciones distintas, tan distintas como enfermos hay, pues por allí se mueven y cantan un poco a su voluntad, haciendo de la misa una reunión de almas con poder para expresarse.


Es después de la celebración cuando hacemos las sesiones de Reiki... y vuelve a ser distinto cada vez, con cada uno de ellos. Vemos sus miedos, su intranquilidad... acostarse en una camilla a deshora los intranquiliza un poco a unos cuantos, que se suben, se bajan, se vuelven a subir... quieren y no pueden.... y los ves debatirse con ellos mismos en una pelea en las que a veces gana el pánico y en otras el deseo..., y las sesiones vuelven a ser distintas, porque te agarran de la mano, o te besan en medio de ella, o se quedan dormidos... es muy hermoso verlos cuando logran relajarse y dejan sus espasmódicos movimientos... cuando su cara se descontractura y queda tallada en una estática sonrisa... su mano descansando en tu pecho, cerca del corazón....


Y también a las monjas les viene bien, cuando el trabajo se lo permite, disponer de ese tiempo de desconexión y de relax, donde lo único que tienen que hacer es también distinto a lo que es habitual, pues ahora reciben en lugar de dar.


Todo esto tiene un poder muy grande sobre nosotros, los que vamos a dar Reiki, sobre nosotros que salimos de allí con mucho más en nuestro interior, salimos llenos del amor y la ilusión que nos regalan a manos llenas.


Después, al terminar, nos reunimos los dos grupos para charlar, cambiar impresiones y anécdotas de lo sucedido, que siempre hay montones... y bueno, que os diré del sabor de la caña que nos acabamos de tomar...



AYWA.

MIEDO A SENTIR, MIEDO AL MIEDO, MIEDO

martes, 20 de abril de 2010
Si buscamos en el diccionario la definición de miedo, miedo es “Perturbación angustiosa del ánimo por un riesgo o daño real o imaginario; recelo o aprensión que alguien tiene de que le suceda a algo contrario a lo que desea”.

Esta claro no ¿?


Nosotros queremos hacer una pequeña reflexión sobre lo que es miedo, que es miedo para nosotros, el miedo a sentir, el miedo a luchar, el miedo a confiar en ti … Es un sentimiento que nos hace pensar en lo malo, pero si quieres lo puedes enfocar con otro prisma y es algo vital!

Tenemos miedo a dejar de ser nosotros, a dejar de ser ese caparazón que nos protege de nada y de todo, miedo al cambio. Los cambios son las bisagras del tiempo, el tiempo corre y nosotros con él, no podemos parar a temer un sentimiento, frenarnos dentro de nosotros y luchar por no ser quienes somos, todos tenemos miedos, estos miedos nos hacen llevar el pulso a la realidad pero hay miedos y miedos…verdad ¿?

La no confianza en uno, es un miedo que se va metiendo en nosotros y poco a poco va desgranándonos, llegamos al punto donde no confías en tu persona y en tu miedo, buscas a una persona que te haga de faro, eres un barco a la deriva … Que pasaría si el faro no se ilumina ¿?


Tú eres dueño de tu vida y como decía Buda: “Lo que tú mismo hayas ensayado, lo que hayas experimentado, y lo que hayas reconocido como verdadero, lo que sea beneficioso para ti y para los demás: En eso debes creer y a eso debes adaptar tu comportamiento.”

No tengas miedo a sentir, miedo a luchar por ti, miedo a vivir … Ten miedo a hacer lo malo pero no lo bueno, por eso en el Reiki tu compañero al que elegiste como maestro … Siempre te dice …

DEJATE LLEVAR, DISFRUTA …
EL REIKI NUNCA TE HACE MAL
¡ES EL AMOR UNIVERSAL!


BETELGUESE

SIMPLEMENTE SOY YO.

lunes, 19 de abril de 2010

 A lo largo del tiempo, en la consulta, muchas veces he detectado un punto de estancamiento en mis pacientes. Me costaba al principio encajar este "parón" y me puse a investigar un poco. Con los pacientes con los que tenía más confianza, traté de averiguar porqué se paralizaban en cierto momento de su proceso.

Ellos mismos no tenían muy claro porqué les pasaba, después de
conversaciones y cuestionamientos, llegué a la pregunta correcta... ¿qué es lo peor que podría pasarte si dieras el siguiente paso? ¿si te
deshicieras de tu bloqueo?

Y ahí llegaron respuestas...

Llegué a una conclusión clara. Lo que somos y lo que sentimos son dos
cosas diferentes pero, cuando arrastramos un rol, un patrón de comportamiento o un "bloqueo" durante tanto tiempo, olvidamos "quienes
somos" y asimilamos ese bloqueo como pauta de vida: no convertimos en
nuestro bloqueo.

Caminamos por la vida diciéndonos cosas como, "yo soy así"; "tengo mal
caracter"; "soy débil"; "soy una persona agresiva"....

De repente un día, se ponen a trabajar en ello, quieren dejar de ser "eso" que creen que son pero, el miedo hace su aparición y nos cuenta que ¿Quién seré entonces si me deshago de mi rabia, de mi tristeza, de mi rol o de mi bloqueo? Y nos entra el pánico... No tenemos ni idea de quienes somos.

Y dar el paso de descubrirlo es muy difícil, asusta tanto que casi
preferimos quedarnos como estamos. El miedo a lo desconocido, yo le llamo "el miedo a mejorar"

Cuando descubres que "tu no eres" tu miedo, ni tu tristeza ni tu rabia.Cuando descubres que tu forma de ser "no es" lo que en realidad "tu eres",ahí se produce el clic necesario para avanzar, para soltar definitivamente la mochila.
Cuando descubres que el amor es la única respuesta, tu sistema energético se ocupa de hacer el resto. Elimina todo lo que no es amor y por fin te liberas de las etiquetas de ti mismo. A partir de este momento dejo de ser una persona triste, dejo de ser una persona rabiosa y dejo de ser una persona miedosa.


A partir de ese momento, simplemente SOY

LOIDA BURGOS,MAESTRA DE REIKI 
http://www.centrogaia.es/

REIKI I

martes, 13 de abril de 2010

Un DIA recibes una sesión de Reiki y te suena tu campanita, te gusta, te interesa, te atrae, quieres más, investigas…llámalo como quieras pero decides entrar en una nueva casa, respondes a tu llamada y decides elegir un maestro que comparta contigo lo que ha vivido, su experiencia, una persona a la que tú eliges, a la que el Reiki ha puesto en tu camino para que te acompañe.

¿Has elegido tu maestro?

Más adelante hablaremos de la figura del maestro, hoy nos centramos en ti. Reikista, reikianos, canal Reiki que has dado un paso importante que te cambiara la vida a ti y a los tuyos, a todos los que se relacionaran y relacionan contigo, no dejaras de ser un canal de amor y energía.

Tienes a tu compañero elegido y un DIA quedáis para la iniciación o asistes a un curso con mas futuros reikistas, por hacerte más tu lectura cómoda, imaginaremos que TU eres el que te inicias y solo o sola. Ha llegado el día, el DIA X,es un DIA normal como otro cualquiera; te encuentras una habitación o sala iluminada con un incienso placentero, una vela morada, agua y una planta…los cuatro elementos, la base de la vida…aire, fuego, agua y tierra. En tu caso una música tranquila que te ayuda a disfrutar del momento.

Habláis de la historia del Reiki, de los chakras, de que es el Reiki y que NO es, preguntas, te preguntan, lees los 5 principios y los reflexionáis…tu visión es fundamental en este proceso y haces comprender que te ilusiona y lo explicado lo tienes más que asimilado.

Procedemos a la iniciación o sintonización, te sientan en una silla…cierras los ojos. Te relajas y solo sientes como algo sucede en ti, en tú alrededor, te cogen las manos y te las juntas…te dicen: QUE EL AMOR Y LA ENERGIA DEL REIKI TE ACOMPAÑEN SIEMPRE EN TU CAMINO.

Eres una nueva compañera o nuevo compañero, ese maestro al que has elegido, tiene una nueva compañera o compañero, en el podrás apoyarte para compartir juntos vuestras experiencias y aprender juntos.

¿Que viene después?

Ya eres Reikista, tienes unos deberes, un nuevo habito; el autotratamiento, (nuestra y vuestra querida estela os hablo de ello), no consideramos volver a entrar pero tienes otro deber y es disfrutar de ti y con el Reiki; dar Reiki a todos y todas, Sin esperar que te pidan, ofrécete!

Poco a poco, según vas trabajando tu canal, iras desarrollando cambios…esos cambios son tuyos…como pasan con algunas personas el Reiki te cambia la vida

Bienvenida Berta Velasco Guillot

LA IMPORTANCIA DEL AUTOTRATAMIENTO

lunes, 5 de abril de 2010

Escrito por Estela Millán · Maestra de Reiki avalada por la Federación Española de Reiki

www.saludorientalzgz.es

La importancia del autotratamiento

La parte más importante de un curso de Reiki es la práctica diaria del

autotratamiento durante los 21 días siguientes al curso (estos pertenecen a un ciclo regular de renovación celular).

Cuando aparece la inquietud por aprender esta técnica, uno no sabe bien todo lo que implica, de ahí que algunos optan por abandonar, sintiendo que han tirado su dinero.

La intención con estas líneas es, únicamente, dar la información necesaria para que el alumno se convenza de dicha importancia.

Cuando hacemos la sintonización al primer nivel, uno queda comprometido

como canal de energía, dicho canal, que todos tenemos naturalmente, queda activado de por vida, por ello, debemos actuar en consecuencia y ‘mantenerlo limpio’, esto podemos hacerlo de varias formas, una de ellas es el autotratamiento, la otra, le ayudaríamos con la alimentación y la eliminación de cualquier tóxico tipo tabaco, alcohol, café.

Uno puede hacer el autotratamiento si cambiar nada de lo anterior mencionado y Reiki funciona igual, pero debemos tener claro, que cuanto menos ‘manchemos’ el canal de energía, más cantidad de ésta pasará por él. Podemos poner como ejemplo las tuberías de los grifos, si no se limpian con asiduidad, acabamos bebiendo un agua con residuos que permanecen acumulando toxicidad. El autotratamiento ayuda a conocer de primera mano al reikista que acaba de entrar en contacto con esta técnica, la experiencia de sanar, siendo uno mismo el que lo experimenta.

En los siguientes niveles, ayuda a conectar en profundidad con nuestro interno, a sanar emociones y situaciones cotidianas, nos enseña que somos lo más importante que tenemos. A esto le sumamos la aplicación de los símbolos que aumentan la intensidad y te permite trabajar a distancia y en todos los planos.

El autotratamiento uno podría aplicarlo inteligentemente de por vida.

Nos abre los ojos, nos abre el corazón, nos conecta con nosotros mismos.

Nos da la clave para acceder a un mundo interno más rico, más profundo. Nos enseña la importancia del amor a uno mismo, del respeto y del aprendizaje que supone el error en nuestra vida. Nos enseña que esto forma parte de la experiencia que nos toca vivir.

Cuando hemos aprendido a aplicar en nosotros todo lo anterior, entonces

podemos hacerlo con los demás, con una garantía de éxito en el tratamiento.

Debemos aprender a estar en silencio, a huir del ruido, a estar en soledad,

debemos aprender a dedicarnos ‘algo’ de tiempo.

El autotratamiento puede llevar de 10 a 20 ó 25 minutos. En 24 horas que tiene el día, decir que no los tenemos es una pobre excusa.

Trabajando la voluntad

Hace falta mucha para no abandonar el autotratamiento, la tiene el que quiere dar un cambio a su vida, el que quiere tomar conciencia de todo lo que hace y vivir su vida con responsabilidad. Ésta es la mejor manera de comenzar el cambio.

Hay varios perfiles de alumnos que asisten a los cursos, aquél que decide

iniciarse en Reiki porque tiene la necesidad de introducir este cambio en su vida, teniendo una herramienta valiosísima para su vida cotidiana.

Hay otro perfil, el de aquella persona que siente curiosidad, que hace cantidad de cursos diferentes, sin llevar ninguno a la práctica.

Después están los que solo reciben una sintonización, y apenas reciben

información (bien porque optan por esta opción, nada recomendable, o bien

porque reciben la iniciación de familiares o amigos)

Cada uno de ellos toma del Reiki lo que asimila en su aprendizaje. Hay alumnos entusiastas y que desde el primer día introducen Reiki en su vida, en todo y a todos.

Hay otros sin embargo que lo reservan para determinados momentos, muy

específicos, no comentan a nadie lo que hacen y por ello, a pesar de vivir

situaciones comprometidas, no se acuerdan de aplicarlo, ¿por qué?

Porque no lo ha integrado hasta el punto de tenerle plena confianza y saber que es un gran recurso que da seguridad, que elimina miedos y que por esto mismo, nos da la certeza de poder conseguir lo que nos propongamos.

Otros, aun sabiendo de su valor, esperan el momento en el que estén menos cansados, que tengan más tiempo o que tengan más ánimo.

Lo que demuestra que no han entendido nada de lo que se les ha enseñado.

Precisamente Reiki elimina la inercia y la pereza.

Reiki te ayuda al punto que necesitas llegar.

No importa si te iniciaste ayer o hace un año, Reiki está en ti, solo tienes que darle protagonismo. No importa si hace tiempo que no lo usas, si nunca lo usaste, o si lo has usado hoy.

Lo que sí importa es que reacciones, que demuestres con valentía que eliges responsabilizarte de tus acciones.

Que optas por ser protagonista de tu vida y no un simple actor secundario.

Que decides hacerte cargo de lo que Reiki te muestre, ya sean miedos, ya sean pensamientos poco constructivos, o sea aquello que te hace daño.

Tú eres el dueño de tu vida, nadie más.

Reiki te permite vivir de forma consciente

Reiki nos permite, de forma cálida, abrir nuestro corazón al mundo.

A ti, que abandonaste…

A ti, que te cuesta confiar…

A ti, que ‘lo usas’ en caso extremos…

A ti, que un día ‘algo te empujó’ a saber de qué trata…

A todos y a cada uno de los que entrasteis en contacto con la Energía Universal,

leed con atención, por favor:

Si os aplicáis Reiki todos los días, si permitís que los miedos, la angustia, la

inseguridad, la ansiedad y todo aquello que en un determinado momento

aparece en nuestra vida salga a la luz, lo miremos de frente, lo comprendamos para así pueda desaparecer, entonces su valor se convertirá en nuestro mayor aliado, y seremos los dueños de nuestros actos, aceptando que todo lo anterior forma parte de la experiencia que nos toca vivir.

La vida nos lleva al ritmo que nosotros le marcamos, de ahí que nos

encontramos con que de repente, sufrimos de estrés, de ansiedad, etc… y solo por no saber pisar el freno, por tomar demasiadas responsabilidades, por un único motivo, mantenernos ocupados para no encontrarnos con nuestra sombra, ésa que solo aparece en el silencio, en la quietud y en la calma. Otro factor a tener en cuenta es lo poco que respetamos nuestro cuerpo. Creemos desde la ignorancia, que comer bien significa comer de todo y mucho.

Creemos después, por lo mismo, que las pastillas, gotas, etc… ‘quema grasas’ van a hacer el trabajo que queremos y sin dañarnos…

Creemos también que cuidar nuestro cuerpo es, hacerme una reducción de

estómago, una liposucción o ponerme ‘botox’…

Si uno pensara que lo que no es natural del cuerpo, tarde o temprano nos

pasará factura… tal vez no lo haría.

Cada día podemos escuchar que algunas personas, aun sabiendo que

determinado alimento le sube la tensión, por no ser capaces de poner la

voluntad en ello, se dejan llevar, total, se toman una pastilla para bajarla. Cómo hacer ver que teniendo en cuenta estos pequeñísimos detalles, evitaríamos tomar ciertos medicamentos que nos intoxican y nos dañan por otro lado.

Cuando las dudas desaparecen y queremos profundizar en lo que sería un canal limpio de energía, entonces deberemos tomarnos muy en serio el hacer un ‘trabajo extra’ en el día a día.

Lo primero y sin lugar a dudas, será eliminar lo que más ensucia este canal de energía que es: tabaco, alcohol, café… más ‘otros’ considerados tóxicos.

Si además, lo que quieres es tomarte en serio un posible cambio en tu

alimentación, introduciendo una correcta combinación de alimentos para que tu organismo funcione perfectamente y tenga el desgaste justo, si no tienes esta información todavía, pídenos este documento y te lo envia2mos por correo.

Comprender todo lo anterior significa estar preparado para seguir avanzando y profundizando en los demás niveles de Reiki.

Pasar a un nivel superior, conocer más sobre Reiki, nos permitirá afianzarnos,vivir con plena confianza de que Reiki nos va a acompañar en todo lo que hagamos.

Confía en Reiki Vive en Reiki Eres Reiki…


ESTELA MILLÁN

MAESTRA DE REIKI Y LOCUTORA DE "UNIVERSO Y VIDA"

 

Navega

Consejo del día

Busca tu receta